Estructura de Carácter Esquizoide

La experiencia traumática ocurre durante el embarazo o los primeros meses de vida, de modo que la pérdida de energía vital ocurre temprano en la vida.

En el origen de todo, siempre encontramos el miedo a no tener derecho a existir.

Necesidades: Las principales necesidades de la estructura de carácter esquizoide son:

  • Sentir que existe.
  • Sentirse seguro.

Estas son necesidades primarias.

Emociones: Su entorno lo amenaza al no tenerlo en cuenta como ser humano y / o no cuidar su seguridad física y mental.

El bebé, y luego el niño y el adulto, tendrán que lidiar con el terror y la ira causados ​​por la frialdad y la hostilidad de su entorno.

Esta primera experiencia de su madre y su entorno no solo constituirá su primera experiencia de sí mismo, sino que también guiará su modo dar respuesta al mundo.

En un bebé muy pequeño, el sistema neurovegetativo que maneja las actividades básicas aún es inmaduro. Cuando se enfrenta a un peligro, solo puede detenerse o inmovilizarse.

Es una respuesta de supervivencia en sí misma porque en la naturaleza la inmovilización o la congelación hacen que el agresor pierda interés en su presa.

La inmovilización se acompaña de una retirada de energía.

En un niño muy pequeño los órganos sensoriales más desarrollados están en la cabeza y la coordinación sensorio-motriz se encuentra en la cabeza y el cuello. De esta forma el bebé puede girar la cabeza hacia la voz o el olor de su madre y estar interesado en los rostros humanos que puede seguir con los ojos.

Por lo tanto, es en este nivel (cabeza, segmento de los ojos, nuca …) que los bloqueos de energía serán más marcados. Desconectarán la cabeza del resto del cuerpo.

La cabeza será el área que contenga más energía.

Estructura energética:

  • La capacidad energética es baja.
  • La energía se elimina de la periferia del cuerpo: pies-piernas, brazos-manos, genitales, cara. Y es atraida hacia arriba, a la cabeza.
  • Una persona de tipo esquizoide puede abandonar fácilmente su cuerpo porque sus límites corporales son borrosos y permeables.
  • La carga de energía se congela en el área central y ocasionalmente puede salir de forma explosiva.
  • Cortes de energía entre la parte superior e inferior del cuerpo, cortes izquierda / derecha y en las articulaciones.

Características físicas:

  • l cuerpo da la sensación de un conjunto de partes que no se mantienen firmemente unidas.
  • Asimetría izquierda-derecha o cuerpo torcido, por ejemplo escoliosis.
  • La tensión en la base del occipucio conduce a una desalineación “cabeza-cuerpo”, la cabeza frecuentemente se inclina hacia un lado.
  • La tensión en las articulaciones, extremidades, hombros, caderas conduce a una apariencia de corte, débil coordinación motora y cierta rigidez.
  • Podemos decir que la rigidez del esquizoide es más frágil y tiene más una calidad de hielo que la del “carácter rígido”, siendo esta última más una rigidez del acero.
  • Tensión en el diafragma debido a la resistencia a la inhalación. Esto provoca una respiración de baja amplitud.
  • Mirada huidiza o congelada, a veces con poco contacto humano debido a “la ausencia de mirada”

Dinámica del carácter:

  • Este carácter se construye en primer lugar en torno a la respuesta al terror: el miedo a dejar de existir o de romperse en pedazos se combate mediante contracciones destinadas a mantener la cohesión, unir las piezas del cuerpo y refugiarse donde se siente más seguro (en su cabeza)
  • La defensa que utiliza implica la negación de la falta de amor. El esquizoide mantiene la ilusión de que su madre realmente lo ama, y si no es el caso, Dios sí le ama. Esto lo lleva a tener una afinidad particular por las experiencias espirituales o cósmicas.
  • Le faltará autoconciencia e identificación con su cuerpo.
  • Evitará las relaciones íntimas, las situaciones de proximidad relacional y la sensación de sus emociones porque despiertan la angustia de base: el miedo a no existir, a romperse en pedazos.
    Esto le lleva a un repliegue sobre sí mismo, una posición más tranquilizadora, mientras que el deseo más profundo es el de una relación íntima.
  • Las ilusiones que lo mantienen: “Si puedo estar solo en mi cabeza, sabré cómo manejar mi miedo y si congelo mi cuerpo no sentiré mi dolor de vivir”.
  • El pequeño límite de su yo lo hace hipersensible.

Objetivos terapéuticos:

  • Contacto con uno mismo y el cuerpo. Hacer del cuerpo una “casa” habitable.
  • Contacto con los demás en relaciones sociales e íntimas.
  • Desarrollar el enraizamiento y la confianza.
  • Integrar y apropiarse de su propia hostilidad hacia los demás, debido a la experiencia inicial.
  • Aprender a tolerar la calidez, la expansión y la vida sin terror.
  • Nacer totalmente al mundo.

Resumen de la estructura de carácter según Anne Hodiamont, terapeuta bioenergética y certificada en “Energías Sutiles” desde 2016. Anne ha estudiado Presencia Integral con Jan desde 2011.

Comentarios cerrados.